Conectarse a Internet desde un teléfono móvil es algo al alcance de prácticamente cualquier persona en el mundo, aunque existen regiones que empiezan a experimentar esta expansión en estos momentos, convirtiéndose en toda una revolución tecnológica.

Es el caso de América Latina, un mercado potencial que ve crecer día a día las cifras de dispositivos móviles inteligentes y que cada vez tienen más usuarios conectados a las redes.

Crecimiento imparable

Tan solo en el año 2014 se contabilizaron más de 270 millones de ‘smartphones’ en toda América Latina, un 54’6% más que el año anterior. Y parece que esto es solo la punta del iceberg, ya que las previsiones para el año 2020 es que haya más de 605 millones de estos dispositivos.

Las expectativas asumen que América Latina va a convertirse en el segundo puesto a nivel mundial, en cuanto a números de dispositivos móviles inteligentes, tan solo por detrás de Asia, siendo Brasil el país que más conexiones registra de todo este territorio.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, tenemos la suerte de tener a mano un montón de gadgets y dispositivos que nos permiten un ahorro considerable de tiempo y dinero. Gracias  la domótica, podemos convertir nuestro hogar en un espacio inteligente, pudiendo controlar así cuestiones tales como: las comunicaciones, la regulación del termostato y la iluminación.

Aunque equipar nuestro hogar con toda esta tecnología puede costarnos un desembolso inicial de dinero importante, existen algunos artículos que están al alcance de casi cualquier bolsillo y que pueden empezar a ahorrarnos dinero desde ya. Aquí tienes algunos de ellos:

Un mando a distancia universal

Por alrededor de unos 50 euros, tendrás la posibilidad de adquirir un mando universal con el que podrás controlar la gran mayoría de tus dispositivos audiovisuales a través de un solo aparatito. Esto se traduce en menos mandos, menos pilas que gastar y más espacio. 

Parece ser que las contrataciones están creciendo este año, y es que, alrededor del 65% de las empresas planea incrementar sus plantillas durante el 2015. Según el informe Infoempleo Adecco, las categorías en las que más van a aumentar las contrataciones serán en técnicos y empleados, además de en las áreas de servicios generales y TIC.

Pero aún hay problemas en el horizonte

Pese a estas buenas perspectivas, las empresas aún tienen en mente diversos problemas acerca de la situación actual del mercado laboral. De esta manera, prácticamente la mitad de las compañías, un 46% de ellas, indican que el estado de la economía es su principal problema.

Seguido de la carencia de profesionales (un 33%) y después, un desajuste entre vacantes y oferta disponibles (un 31%). Luego, para el 29% de las empresas encuestadas, los tipos de cotización y las bases son excesivos. Además, el 25% cree que en España existe una legislación laboral ‘muy rígida’.

El país nórdico de Noruega, ejemplo por excelencia económico-social y el país más rico y desarrollado según la ONU, está empezando a acusar los efectos de la bajada en el precio del barril de crudo. Y es que, no solo está afectando a los países emergentes y a las grandes petrolíferas, este descenso está llegando a un país, el cual depende hasta un 40% de su PIB de las reservas de petróleo que existen bajo sus aguas.

Desaceleración de la economía noruega

El petróleo noruego ha pasado a ser menos competitivo que el de otros países del mundo, sumado a que la demanda se ha desacelerado y la oferta es cada día mayor, lo convierten en una de las víctimas de este proceso de caída de los precios del barril de crudo.

Esta situación ha provocado que el país nórdico haya superado el 4% en su umbral de paro, una cifra que puede parecernos irrisoria, pero que ha provocado todo un drama en tierras noruegas. La oleada de despidos en el sector energética tiene buena parte de la culpa: hasta 20.000 empleados relacionados con las petroleras se han visto en la calle desde junio de 2014.

Los ciudadanos que viven (o desean vivir) en Londres, se enfrentan cada día a mayores dificultades para poder establecerse allí. Y es que, el precio de la vivienda se ha disparado durante los últimos años, desplazando a gran parte de la población hacia las afueras de la city.

Ante la práctica imposibilidad de conseguir un inmueble, sea en alquiler o en ‘utópica’ propiedad, debido a los disparatados precios que alcanzan, los residentes buscan formas alternativas para poder quedarse allí.

Y una de ellas, son las pequeñas embarcaciones que discurren por los canales fluviales de la capital británica, a dónde están trasladándose familias enteras con la intención de poder sobrevivir al zarpazo inmobiliario.

Sensiblemente más económico

La situación de la vivienda en Londres no tiene visos de mejorar, de hecho, la calificación Standard & Poor’s ha anticipado ya un incremento de los precios en Reino Unido de alrededor de un 7% para 2015 y de un 5% para el 2016.

Esta escalada de precios provoca que, pese a tener un buen sueldo, el acceso a la vivienda sea realmente restringido. Por ello llegan más alternativas con las barcazas, que cuestan aproximadamente una cuarta parte de lo que costaría comprar una vivienda estándar en Londres.