Blue Flower

Desde hace un par de años, estamos escuchando sin parar el término ‘crowfunding’ como método alternativo de financiar una empresa, un proyecto o una causa. Precisamente esta semana, se hablaba del caso de un chico inglés que había puesta en marcha una campaña de recogida de fondos para ayudar en el pago de la deuda griega.

Aunque pueda parecer surrealista, a horas de hoy, el susodicho lleva recogidos más de 1 millón de euros y aunque se necesiten 1.600 millones de euros, se trata de una cifra más que aceptable siendo que hablamos de donaciones anónimos. Pero, ¿qué es exactamente el ‘crowfunding’?

Micromecenazgo

El concepto general de ‘crowfunding’ (en español hablamos de micromecenazgo),  consiste en una cooperación colectiva, que es llevada a cabo por una red de personas que buscan fondos u otros recursos.

Para ello, se realiza una difusión pública de la causa o el negocio por el que se lucha y todo aquel que simpatice o quiere aportar una donación está invitado a hacerlo. Con Internet, todo esto se agiliza gracias las plataformas dedicadas al ‘crowfunding’.

Las plataformas online más importantes de ‘crowfunding’

Indiegogo. Precisamente esta la es plataforma utilizada en la campaña de ‘crowfunding’ para pagar la deuda de Grecia. Su origen se remonta al 2008 en San Francisco y desde 2013 ha visto crecer espectacularmente su uso debido a su expansión por Europa.

Verkami. Se trata de la plataforma de ‘crowfunding’ más importante de España, con más del 70% de proyectos realizados a través de ella.

Goteo. Esta plataforma tiene unos objetivos bastante claros y es que, impulsada por un organismo sin ánimo de lucro, se dirige a apoyar iniciativas y proyectos de carácter cultural, social, educativo, científico, periodístico o ecologista.

Ulule. Nació en Francia en el año 2010 y se ha convertido en toda una líder en Europa.

 

¿Conocías el concepto de ‘crowfunding’? ¿Has utilizado alguna vez estas plataformas?

Cuando hablamos de rentabilidad nos referimos a la capacidad de poder producir beneficios, de manera que los ingresos sean suficientes para cubrir las inversiones, los costes operacionales y obtener además, un beneficio adicional o ganancia.

Desde que se inició la crisis económica en España en el año 2007, la rentabilidad de las compañías nacionales ha caído en picado. Sin embargo, siguen existiendo unas cuantas ‘rocas’ empresariales en nuestro territorio, ¿quieres conocerlas?

La labor profesional de emprender puede llegar a ser una carrera de fondo muy dura, pues los resultados y los objetivos marcados suelen empezar a ver la luz más tarde que pronto y el desgaste puede minar el proyecto.

Pese a estos inconvenientes, emprender se ha convertido en una tarea cada vez más fácil debido a Internet y la posibilidad de crear un negocio nuevo vía online. De esta forma, se reducen los gastos y el riesgo es mucho menor.

La conocida cadena francesa de distribución Carrefour, abrió sus puertas a la venta de naranjas ecológicas españolas en sus centros de Francia. El pasado febrero fue cuando se hizo público este acuerdo, que facilita la venta de cítricos ecológicos certificados valencianos en los Carrrefour de territorio francés.

Según un comunicado que emitió el responsable de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del sector citrícola, José Enrique Sanz, la incorporación de estos cítricos ecológicos de origen valenciano al mercado galo, se hacen a través de Solagora, una filial de productos ecológicos de Anecoop.

Cuando creamos nuestra propia empresa, debemos tener en cuenta que existen una gama de seguros necesarios para proteger nuestra compañía. Algunos de ellos son obligatorios y otros son considerados como voluntarios.

Valorar la contratación de unos u otros, dependerá en mayor medida, de las circunstancias que rodean a la empresa, el convenio colectivo al que se acoge o el sector al que pertenece la actividad.