Desde la incorporación de Internet a nuestro día a día, muchas han sido las películas apocalípticas que han vaticinado graves problemas por un ataque a Internet, o una caída del mismo, ya que, a día de hoy, casi toda nuestra vida gira alrededor de esta red de información.

Y, según ha explicado la empresa LongRhythm, conocida por colaborar de forma habitual con el Gobierno de los Estados Unidos, de boca de su vicepresidente, James Carder, ese momento ha llegado. Las superpotencias informáticas están esperando desde hace tiempo una caída a nivel mundial de Internet que tendrá una duración aproximada de 24 horas, un día completo. Esto, será debido a un ataque informático, el mayor a la red en su breve pero intensa historia. Durante el 2016, ya hubieron varios intentos de ataques DDoS (denegación de servicio) que dejaron inutilizadas algunas plataformas, como Twitter, PayPal, The New York Times o Spotify, durante breves periodos de tiempo, que Carder explica como “misiles de prueba que han ido a parar en medio del océano infinito de Internet”.

 

 

No se puede predecir cuando ocurrirá el ataque

 

Tal y como explica el experto en la red, los ataques del 2016 simplemente eran pruebas, para darle forma a la capacidad de paralizar Internet durante día completo. Además Carder se muestra convencido de que muchos hackers, enfadados por informaciones falsas vertidas por medios de comunicación que han circulado como la pólvora por redes sociales, derribarán varios grandes medios de comunicación, en nombre de la libertad de expresión.

Uno de los mayores problemas que se presentan, aunque muchas compañías ya están intentando protegerse, es que no se sabe el momento en el que se lanzará el ataque, por lo que, cualquier previsión, no es útil. A ello, hay que sumar que, a día de hoy, los programas informáticos dominan casi todos los aspectos de nuestro día a día, por lo que, durante 24 horas será como la vuelta la vida en las cavernas.